Barcelona: entre la alta costura y los fashion street markets

Barcelona es una de las ciudades más cosmopolitas de Europa cuando se trata de moda. Basta con echar un vistazo a los mejores lugares para visitar y comprar en Paseo de Gracia, repasar las pequeñas boutiques que se esconden en el Eixample, o explorar la oferta cada vez más amplia de fashion street markets y mercadillos callejeros de todo tipo para notar que hay una escena latente que convive entre las nuevas tendencias y el ingenio de mentes jóvenes y más independientes.

En la capital catalana encontramos lo mejor de la alta costura mundial: Stella McCartney, Prada, Valentino, Louis Vuitton, Chanel y Carolina Herrera son algunos de los nombres que desfilan por Paseo de Gracia, el Eixample y Portal del Ángel. Querer encontrar el outfit perfecto para cada ocasión puede parecer un deseo banal, pero es la piedra angular del turismo de compras, que ya en Barcelona atrae a uno de cada tres visitantes a la ciudad.

Fashion street markets: la opción alternativa

A la par de esta industria está la escena de moda independiente. No es un secreto que los mercadillos se han convertido en los últimos años en la plataforma perfecta para aquellos diseñadores noveles que buscan dar a conocer sus propuestas directamente a quienes van a consumirlas. En Barcelona, especialmente, se ha consolidado todo un circuito de mercadillos de diseño, segunda mano y vintage en los que se dan cita diseñadores de modas y curadores de accesorios y de producto para probar sus proyectos frente a un público cada vez más ávido de tener objetos únicos.

Hay que recordar que fue en Barcelona donde Dulceida empezó su carrera de empresaria con mercados que hacía con sus amigos, en los que ofrecía prendas de su propiedad que ya no usaba. A su plataforma de fans les encantó esta idea y se encargaron de convertir el Dulceweekend en un evento masivo que este año celebró su tercera edición.

Dulceida no fue la primera ni la última: algunos mercadillos como el Flea Market (que se celebra desde el 2007), el Fleadonia (que se celebra en Liceu), el On the Garage (que se celebra el tercer domingo de cada mes) o el Barcelona Vintage Market (el mercadillo retro por excelencia) son algunos de los más concurridos y esperados de la ciudad, demostrando con cada edición que hay un público dispuesto a consumir moda de segunda mano.

1-Barcelona-Vintage-Market

¿Por qué amamos los mercadillos?

Porque son un plan no solo para comprar cosas que nos interesen, sino para conocer el trabajo de artistas independientes con propuestas innovadoras y diferentes a las que vemos en las grandes cadenas de ropa. Están configurados como un espacio compartido, por lo que el intercambio entre diseñadores y creadores en general enriquece la misma escena independiente, y a ti te permite llevarte a casa verdaderas joyas.

El ejemplo de Dulceida es quizás el más mediático, pero, en términos generales, los street markets más importantes de Barcelona se han consolidado mediante una labor constante y cada vez mejor en cuanto a organización, espacios y oportunidades de exposición. Entre los miles de consejos para ahorrar dinero y vestirte como una estrella, también han surgido como una opción para aprender a comprar piezas de valor sin derrochar demasiado dinero en prendas pasajeras que hieran nuestras finanzas.

2-lecoolbarcelona

Comments

Más interesante

contenido