¿Por qué está de moda el yogur?

El yogur está de moda. Entre la gente joven y mayor, en los anuncios, en las tiendas de zumos healthy, entre influencers y en las fotos de Instagram, para picar entre horas… Pero, sobre todo, está de moda en el desayuno. ¿Por qué? Porque el desayuno es esencial para poner en marcha el cuerpo y la mente, y necesitamos tomar una buena dosis de energía que combine azúcares saludables. Un desayuno completo debe llevar una fruta, un cereal y un lácteo. Así que prepárate a mezclar un buen yogur natural con frutos secos, cereales, semillas o frutas, y evitar de esta forma consumir otros productos poco recomendables con azúcares añadidos. ¡Las recetas son infinitas y deliciosas! El desayuno nos ayuda a reponer energía tras el periodo de sueño y combinar yogur con fruta nos proporcionará hábitos alimentarios saludables, introduciendo poco a poco un patrón de dieta equilibrada en nuestra rutina.

De ahí que debamos desmontar un mito: ¿es el yogur un alimento prohibido para aquellos que se autodenominan “intolerantes a la lactosa”? La respuesta es no. Pese a que exista gente que no digiere bien la lactosa y desee eliminarla de su dieta, lo cierto es que no debería eliminar el yogur, pues además de tratarse de un alimento imprescindible en nuestra dieta mediterránea (rápido y cómodo de tomar en cualquier situación), resulta que además de contener muy poquita lactosa (unos 4 gramos) está compuesto por una serie de fermentos que rompen la lactosa, también al llegar al intestino. Y hay que recordar que alguien que no digiere bien la lactosa puede tomar hasta 12 gramos al día, mejor si es repartido en diversas dosis. Con lo cual, incluso tomando unos 3 yogures al día, tu digestión será ligera y no tendrás problemas.

La versatilidad del yogur en la cocina lo convierte en un elemento ideal a la hora de elaborar recetas ingeniosas. Aquí te dejamos una, ¿nos recomiendas más?

***

Yogur con kiwi, piñones y arándanos.

Ingredientes:

200 gramos aprox. de yogur griego
c/n de endulzante o edulcorante
1 kiwi amarillo (gold)
un puñadito de arándanos frescos
1 c/s de piñones
1 c/c de semillas de lino y sésamo con canela.

Elaboración:

- Mezcla el yogur griego con el endulzante o edulcorante deseado y echarlo al bol.
- Pelar y cortar el kiwi en daditos.
- Lavar y secar los arándanos.
- Tostar ligeramente los piñones.
- Mezclarlo todo… ¡y listo para comer!

1-alexander-mils-instagram-com-alexandermils-372238-unsplash

Comments

Más interesante

contenido



Lugar
Bar

Tapas desenfadadas y bocadillos gourmet.