Les insouciants, by Lydia Metral

InauguraciónJueves Noviembre 9
4b42e5_ec3b1369117b44638202cd270f48b8e9~mv2


Donde
33 | 45
c/ Joaquín Costa, 4
Ver Mapa
Cuándo

Inauguración jue. a las 20h / Expo hasta el 6 de Dic.

Cuánto

Gratis



Donde
33 | 45
c/ Joaquín Costa, 4
Ver Mapa
Cuándo

Inauguración jue. a las 20h / Expo hasta el 6 de Dic.

Cuánto

Gratis

“Who can know the heart of youth but youth itself”

Patti Smith, Just Kids

Se suele decir que la despreocupación es propia de la juventud. El derecho a desinquietarse, ser más espontáneo, sin preocuparse demasiado del tiempo, de las consecuencias de sus actos o del mañana.

Pensándolo bien, el paso de la infancia a la edad adulta no es tanto una cuestión de morfología y de modificación del cuerpo. Hoy, convertirse en adulto tendría como mejor definición el abandonar la despreocupación. ¿No es cierto que siempre tenemos un motivo para estar preocupados? Lo estamos por esta reunión de mañana con nuestro jefe, por el tren que no llega, por el coche que no arranca, por la situación política de aquí y de ahí, por nuestro amigo que no contesta al teléfono, por la paga que no llega, por la cuenta que ya está vacía, por el alquiler que aumenta, por las noticias que escuchamos por la mañana, por nuestros padres que envejecen. ¡Cómo apetece, aunque sea sólo un instante, despreocuparse de todo eso!

Lucie, Christian, Barbara, Carlos, Marie, Xavi, Alicia y Angela nos van a demostrar que despreocuparse no es del todo imposible, al menos durante un momento. Ellos son Les insouciants, unos jóvenes adultos de diferentes ciudades del mundo que la fotógrafa Lydia Metral retrató durante un proyecto de 4 años en sus habitaciones o casas, tal y como son y como lo expresan libremente. Desde Nueva York a Paris pasando por Barcelona, la fotógrafa ha recorrido diferentes ciudades para ofrecernos hoy un homenaje a la juventud en clave de tolerancia. Sin diferencia de género, sexualidad o clase social. En un mundo en el cual cada vez más se recalcan divergencias de opiniones y filosofías, encontrar un punto en común, un hilo conductor basado en el carpe diem y en el disfrutar del momento no nos viene mal. Porque como bien decía Woody Allen, “así es como es la vida, llena de soledad, histeria, sufrimiento, tristeza y, sin embargo, se acaba demasiado deprisa.”

Nosotros también, podemos ser unos despreocupados, al menos durante el momento de una exposición.

4b42e5_fddfba6109064aa4b9c78efba8f09a62~mv2

Nicolas, Paris, 2014

4b42e5_efdd7f7dc6074a77b299ada250c8d868~mv2

Alicia & Angela, Barcelona, 2017

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

Recetas reconfortantes de toda la vida en un lugar luminoso.