El año feliz de la sala Hiroshima

La sala Hiroshima abrió sus puertas en abril del año pasado y desde entonces no ha parado de ofrecer propuestas multidisciplinares que el público de Barcelona ha acogido con alegría. Para saber el secreto de su éxito, hablamos con su director, Gastón Core.

 

¿Después de un año de vida, ¿se cumplieron las expectativas que teníais cuando abristeis la sala Hiroshima?

Después de un año hemos llegado mucho más lejos de lo que podríamos haber imaginado el 9 de abril de 2015. Sabíamos que estábamos trabajando en un proyecto con un alto nivel de implicación y que cubría una necesidad (la ausencia de plataformas estables para programaciones multidisciplinares) pero no sabíamos que la acogida iba a ser tan buena ni que Hiroshima iba a despertar tanto interés. Una idea, abrir esta sala, nos llevó más lejos de lo que  pensábamos.

 

¿Por qué pensáis que ha tenido esta aceptación por parte del público?

Creo que ofrecemos un producto diferente y que lo comunicamos de una manera diferente. Intentamos acercar “lo contemporáneo” en las artes escénicas a un público no iniciado. Por otro lado pienso que ofrecemos una experiencia más completa y más atractiva en torno a la idea de “ir al teatro”.

 

¿Contribuye a este éxito la ubicación de la sala en el barrio de moda, Poble Sec?

Sí. Fue una de las primeras cosas que tuvimos en cuenta. En primer lugar era importante estar situados céntricamente al tratarse de un proyecto de nueva creación, que la gente desconocía. Es más fácil arriesgar si pones facilidades, en este caso la ubicación. Por otro lado la vinculación al Paral·lel nos asocia inmediatamente a una zona de espectáculos, y eso ayuda a que la gente nos conozca más fácilmente. En tercer lugar este es un barrio donde una parte de nuestro público objetivo reside.

 

LeCool-Sala Hiroshima

¿Cuánta gente ha pasado ya por la sala Hiroshima?

Aproximadamente 11.000 personas, 65 compañías/artistas, 18 de ellos internacionales, provenientes de 13 países.

 

 ¿Ofrecisteis algo que le estaba faltando a Barcelona?

Desde el punto de vista del público, creo que estamos consolidando un punto de encuentro, donde se ofrece una programación de calidad, contemporánea, internacional, diversa y dirigida a un público no iniciado. Para un espectador general muchas veces el teatro suena algo muy institucional y otras a círculos cerrados en sí mismos.

Desde el punto de vista del sector profesional con el cual nos relacionamos, creo que ofrecemos una plataforma estable de programación y visibilidad a una serie de artistas y producciones que no tenían espacio en la cartelera de la ciudad. Son propuestas de riesgo, no convencionales, de creación contemporánea, que estamos acostumbrados a ver en festivales y no en una programación regular.

 

¿Qué espectáculos de los que habéis escogido podéis destacar?

Ésta es difícil. Podríamos hablar de espectáculos muy representativos de algunas de nuestras líneas de trabajo y de artistas con menos visibilidad en el panorama local. Perdonad que no mencione a ninguna compañía local, que con las de casa no quiero subrayar ninguna sobre la otra. En cuanto a las otras, en escenas performáticas, destacaría a Wakefield Poole de Mauricio González, que acaba de ganar el premio de la crítica de Barcelona 2015 al mejor solo de danza. En públicos “familiares”, a la francesa Chaperon Rouge de la Cie Divergences. En danza, a la exquisita Data del canadiense Manuel Roque. Y déjame agregar en tecnología aplicada a la escena a Gisle Martens Meyer con su There is no here here. ¡Pero se me quedan fuera tantos otros igualmente destacables…!

 

De cara al futuro, ¿qué sorpresas tenéis para la ciudad?

Un 35% de programación internacional muy seleccionada. Un sistema de abonos bastante interesante. Una oferta musical más estable entre otras cosas. Un año muy potente a nivel artístico

LeCool-Sala-Hiroshima-2

 

En cuanto a la ciudad de Barcelona, ¿qué cambiaríais? ¿Qué pensáis que le falta o le sobra?

Le falta un circuito alternativo sólido y con vida propia. Esto generaría un público específico,nuevo y con curiosidad por escenas emergentes, desconocidas. Desde nuestro punto de vista, le sobra buena meteorología; ¿¡quién va a querer entrar en una caja negra cuando llega el mes de mayo?!

Comments

Más interesante

contenido



Lugar
Bar

Delicioso homenaje a la gastronomía del sudeste asiático.