La cura, by María Melero

El miedo, la lucha, el veneno y la cura. Al miedo rara vez le miramos a los ojos, a veces aparece enmascarado en los sueños, permaneciendo oculto a la vista de nuestra consciencia más lógica. María Melero escapa de una crisis personal, huyendo de monstruos y demonios. Miedo al miedo, luchar para desaparecer, emociones dolorosas, ruidos constantes, ansiedad, depresión, agorafobia. Llegar a una ruptura con la realidad más cotidiana, que en consecuencia resulta profundamente cuestionada. El miedo puede ser real o supuesto, presente, futuro o pasado si el peligro te paraliza al principio, al final te revuelves y luchas. Te cuesta comprender que luchar contra lo inevitable es una batalla constante, perdida. Los animales que aparecen en las imágenes de La cura parecen tener una naturaleza ambigua y ancestral, expresan con gran fuerza el sufrimiento de la heroína, su paso al inframundo y el dolor de la revelación o la toma de consciencia, así como también representan al final del libro, su regreso y el renacimiento en armonía. Al mono, la serpiente y el gato no se les puede vencer sin salir de la herida. Es lo que conduce a la heroína a la duda y a confundir el veneno con una falsa cura una ilusoria medicina que únicamente sirve para confundirla e intentar disuadirla en su difícil camino. “No hay que salir corriendo, yo he frenado en seco, me he dado la vuelta y he mirado de frente. He entendido cada uno de mis miedos e inseguridades y los he dejado vivir conmigo. He encontrado la cura.” Las seductoras imágenes del libro, que acceden directas al inconsciente, representan el dolor y la lucha presentes en todo rito de paso, en toda transformación ritual, y ofrecen la cura para librarse de los demonios internos. La obra de la artista requiere de un discurso, aquí lo tienes. Muy recomendable.

Comments

Más interesante

contenido