Varón de multiforme ingenio, by Bill Jiménez

Uno siempre se siente ilusionado de poder recomendar un buen libro, y si además se trata del debut literario de un compañero y fiel colaborador de Le Cool, entonces es aún con más emoción como hablaremos de Varón de multiforme ingenio, la primera novela de Bill Jiménez. Escritor y redactor freelance especializado en narrativas cibernéticas y arte contemporáneo, Bill narra en su novela las tumultuosas aventuras sentimentales de Biel, un treintañero desencantado y cínico que decide enfrentarse a su vida. Biel es crítico de arte para la revista de tendencias Elocuencia, un trabajo cuya única gracia, según él, es que le lleva gratis a la mayoría de los eventos de la ciudad condal. Sus verdaderas aspiraciones son otras: editar su propio libro de una vez por todas y encontrar la estabilidad emocional que alcanzó en el pasado pero que finalmente fracasó. Humor, ironía, realismo, pero también optimismo, se entremezclan a lo largo de las 250 páginas del libro en dosis milimétricamente equilibradas para hacer de esta novela un relato cautivador y divertido, que en un momento u otro os recordará vivencias propias, sea en alguna discoteca de Barcelona, algún taxi, o piso del Eixample. Se habla de ligues, borracheras, conciertos, amor, envidia, apariencias, hipsterismos a base de Casios, barbas y camisas de cuadros, relaciones familiares, sueños, ilusiones y decepciones. En fin, cosas de la vida de cada día y todo ello en un contexto tan familiar (nuestra querida Barcelona) que es imposible no sentirse identificado con alguno de los personajes a lo largo de la lectura. Bien sea por haber estado como Biel en algún concierto de “un barbudo vestido como un camionero de Kentucky”, por tener un amigo como Richie que nunca contesta a los Whatsapp a pesar de tener un Smartphone de última generación, o por haber estado plantado algún día por una chica joven y guapa como Abi. Desde luego, todos tenemos algo de Biel, Richie, Coco, Abi o Circe. Y sin duda alguna, os encantará comprobarlo por vosotros mismos.

//Fotografía de Luisjo Martín

Comments

Más interesante

contenido