Entrevista a Carlos Bayona (Oblique & Carlos Bayona)

Synth pop de buenas vibraciones, de teletransportación directa a los 80: en Sónar encontramos propuestas como ésta, con trasfondo, que procedemos a desgranaros. El dj y productor Carlos Bayona y el dúo Oblique (Juan y Sonja) han creado una propuesta de POP electrónico -nótense las mayúsculas- en la que inventan finales alternativos a algunas de aquellas películas de los 80 que fueron míticas, que cualquiera podía encontrar, y buscaba, en el videoclub -otros en el blockbuster-. “A Song For…” es el nombre con el que han titulado el trabajo, puedes encontrarlo en plataformas como Spotify, iTunes y Soundcloud. En él crean diálogos imaginarios y nos ofrecen argumentos paralelos con los que desgranar aquellas cintas. Carlos Bayona, residente de la sala Razzmatazz, se une a Oblique para rescatar esas y otras sensaciones de nuestro pasado más reciente. Hablamos con él sobre su puesta de largo el sábado 17, concretamente a las 16h, en Sónar de Día:

Se nota cierto nostalgia en torno a los 80 (por poner sólo un par de ejemplos: la serie “Stranger Things” o la por estrenar “Glow”, un club de luchadoras-actrices con estética rollo cinta en el pelo y calentadores). ¿Qué tiene esa década en cuanto a producción musical que no tenga otra?

Nosotros siempre hemos sido muy fans de los años 80 pero nunca lo decíamos. Esto es porque en los años 90 daba corte decirlo ya que no era cool y recientemente la marca está tan sobreexplotada que nos daba corte reverenciarlo. Con este trabajo se puede decir que hemos dado nuestro brazo a torcer, nos hemos olvidado de los prejuicios externos y hemos hecho lo que nos apetecía, un tributo mayúsculo a los 80 a través del pop y la electrónica, que son nuestras armas. Nuestros temas te pueden recordar al tecnopop de Pet Shop Boys, Human League, Depeche Mode, a las bandas sonoras de Jerry Goldsmith o John Carpenter y cositas que sin ser música electrónica a nosotros nos fascinan porque, más allá del tecnopop, a nosotros los 80 nos parecen la década prodigiosa del POP. POP con mayúsculas. Unos años donde Smiths, Cure, Bauhaus y Psychedelic Furs conviven con la armada Stock Aitken & Waterman (Rick Ashley, Bananarama, Kylie Minogue,…) y con baladas mayúsculas de Chris De Burgh, Claimie Fisher o Robin Beck donde al cantante le va la vida al interpretar el tema. En lo que a electrónica se refiere fueron años de pioneros probando cosas que nadie había hecho anteriormente. Se compusieron hits que pervivirán por los años de los años a la vez que se estaba experimentando con nuevos sonidos.



¿Cómo surge la idea de trabajar películas de esos años en clave musical? ¿Quizás tu trabajo en La Trini tiene algo que ver? ¿La combinación de dos pasiones?
Más que el trabajo en la Trini está el haber pasado toda la vida compartiendo gustos con mis hermanos. Gracias a Juan Antonio he escuchado muchísima banda sonora y gracias a mis dos hermanas mayores he descubierto desde los Beatles a Police o Pet Shop Boys. Hay una cosa que tiene el cine de los 80 y que se extendió a los 90 que es la importancia de LA CANCIÓN de la película. Todo el mundo recuerda “La Historia Interminable” por el tema de Limahl y Giorgio Moroder, recuerdan “Los Cazafantasmas” por el tema de Ray Parker Jr, Pretty Woman por el tema de Roxette ya en los 90s y podríamos seguir así con cientos de canciones. Con nuestro EP que sale a la venta en septiembre queríamos jugar un poco a eso, a hacer la canción para la película de la que hablamos o la canción de la recreación de la película de la que estamos hablando. Por ejemplo, con nuestro primer tema editado Stop The World, hemos hecho el tema que nos gustaría que “La Chica de Rosa” hubiese tenido si la prota en lugar de quedarse con el niño pijo se hubiese quedado con el amigo guay. Con el tema que dedicamos a “Los Goonies” jugamos a la idea de qué se dirían los personajes de la película a día de hoy, 30 años después y ya separados, si uno de ellos siguiera enamorado del otro. En nuestra parte favorita de la letra un personaje le pregunta al otro “si nunca decimos muerto por qué yo estoy muriendo de amor?”. ¿No es bonito?

Sí que lo es.
Oblique llevan desde el 2000 creando música y tú, Carlos Bayona, más de veinte años como dj y productor musical: ¿cuándo se produce el encuentro entre los tres?

Yo era DJ y al poco de empezar a hacer mis propios bootlegs y edits me enrolé con ellos a hacer la gira de su disco “Acapulco”. Estuvimos un año juntos y cuando quise ser algo más que el teclista monté mi propio grupo, Lorena C. Nunca hemos perdido el contacto porque somos amigos y compartimos una escena electrónica maldita que durante muchos años ha sido obviada por los medios. Es curioso el buen recibimiento que los trabajos de Oblique han tenido en el extranjero y el menor revuelo que han causado aquí. Incluso hace dos años, bajo el nombre de Solar, publicaron “Todo se volverá borroso”, la que para mí es la mejor canción pop nacional de ese año y su repercusión en los medios, hasta en los más indies, fue muy menor.



Pop y electrónica, ¿podría haber una combinación mejor? ¿Qué puedes contarnos sobre el proceso de creación de “A Song For…”?
“A Song For” se gesta hace unos meses viendo yo a Oblique en concierto. Sus nuevos temas están alcanzando lo que para mí es una unión perfecta de pop, electrónica y referencias a los 80s sin sonar anticuado, así que les propuse esta historia. Recuerdo que les dije exactamente: “Chachos, ¡me ha encantado! Se me ha ocurrido una idea. Llevamos toda la vida esquivando la referencia a los años 80. Vamos a hacer todo lo contrario. Hagamos un álbum donde sonemos más 80 que nunca y que cada canción haga referencia a una película de la época”. A ellos les encantó la idea y dejaron aparcado su nuevo disco para meterse de lleno en esta historia. A la hora de crear el álbum todos hemos colaborado en la mayoría de partes de creación de cada uno de los temas. Juan creaba una pequeña demo, luego él y yo la trabajábamos y según lo que la canción me inspirara yo creaba una letra basada en el film de los 80 que la música me inspirara. Luego esa letra la trabajábamos Sonja y yo y entre todos encontramos la producción final que el tema debía tener. Ha sido un trabajo en equipo muy positivo y que espero podamos seguir haciendo en el futuro.

Se trata de un EP de seis canciones: ¿esas películas elegidas marcaron de algún modo vuestra trayectoria?
Todas ellas son películas que nos encantan. Hemos hecho temas para “Los Goonies”, “La Chica de Rosa”, “D.A.R.Y.L.”, “Terminator”, “Jóvenes Ocultos”, “Christine” y “Rebeldes”. Otras se han quedado, por ahora, en el camino. Cada una de ellas se eligieron por diferentes motivos. Por ejemplo, “La Chica de Rosa” es una película que además de encantarnos por ser del maestro John Hugues tenía algo muy especial y es que el grupo O.M.D. aparecía en el momento cumbre del baile de fin de curso. Yo tenía claro que la letra de nuestro tema debía reflejar eso así que el estribillo dice “Paul & Andy are with us tonight, they’re playing for us” (Paul y Andy, que son los nombres de los miembros de OMD, están tocando para nosotros esta noche). Además nos horroriza su final y con la canción y el maravilloso videoclip que nos ha realizado Lyona, hemos cambiado el final para dejar la película como a nosotros nos gusta. “Los Goonies” se hizo imaginando una reunión de antiguos alumnos pero con Los Goonies. Además nos encantaba la idea de cantar el estribillo que dice “If we never say die, why am I dying for love?”. “D.A.R.Y.L.” es posiblemente una de las más bellas películas desconocidas de los 80 y queríamos reflejar en la letra del tema esa belleza. “My Mother’s Dating A Vampire” es el tema para “Jóvenes Ocultos” y ya solo por hacer un tema titulado así ya merece la pena. Además buscamos una sonoridad parecida al “Heart” de Pet Shop Boys ya que su videoclip trata también el tema del vampirismo con nada más y nada menos que Ian McKellen de protagonista. Como ves, cada tema tenía diferentes motivaciones. “Christine” es un tributo a John Carpenter toda ella, por ejemplo.

Vampiros, extraterrestres, “Los Goonies”… ¿Con cuál de esa películas os quedaríais? ¿Coincide con la canción que habéis creado para ella?
Yo soy incapaz de elegir una sola película. “ET” es probablemente la película que más veces he visto en mi vida pero hay películas, muchas, que alcanzan un nivel que soy incapaz de poner unas por debajo de otras.

Sabemos que la idea desde el principio fue sonar “bonito” o “naíf”, sin avergonzarse por ello. ¿Creéis necesario hacer música más amable en tiempos como estos? ¿A qué se debía esa motivación?
El tributo a los 80 es la principal razón de este disco y sin lugar a dudas, el hacer desvergonzadamente temas bonitos es la segunda. Vivimos en una época donde el concepto “bonito” causa rechazo, una época sombría donde los superhéroes que vestían con colores azul y rojo deslumbrante se han de vestir de casi negro. Este disco va en contra de todo esto. Yo no siento ninguna vergüenza en decir que “Lady In Red” de Chris de Burgh es una de mis canciones favoritas por lo BONITA que es y eso parece que está pasado de moda. Parece que hay que ser ofensivo, ordinario y levantar la voz más que el prójimo para obtener algo de atención. Nosotros no buscamos llamar la atención de ese modo. Si haciendo algo honesto de lo que nos podamos sentir orgullosos captamos la atención de la gente bienvenido sea. Si no es así no pasa nada, siempre estaremos orgullosos de lo que hemos hecho.

En tu caso, tus producciones en solitario suenan a electrónica depurada y sin artificios: ¿era este un proyecto en el que dar más cancha a un sonido más lumínico?
Curiosamente en este trabajo yo he llevado la voz cantante cuando se trataba de llevar a terrenos más luminosos. Si en mis producciones en solitario no lo hago debe ser porque no me sale o no lo sé hacer.

¿Qué tiene Sónar?
Sónar es maravilloso. Sónar es ese DJ que te sorprende poniendo un tema alucinante que no habías escuchado en la vida. Otros prefieren al DJ que les pone la canción del momento o el hit que ha quedado para la historia y eso está muy bien, pero yo me quedo con ese otro que me descubre lo que no conocía.

¿Puedes avanzarnos algo del set que tenéis previsto para el día 17 en Sónar de Día?
Son 45 minutos, haremos todos nuestros temas, algún instrumental y si tenemos tiempo algún cover. No podremos desplegar todo el show por cuestiones de logística pero eso ya lo dejamos para más adelante, cuando editemos el disco y lo presentemos.

Aprovechando tu calidad de experto en el género, ¿recomendaciones que no debamos perdernos?
Para los que les guste ese rollo ochentero pero actual buscad a gente como Nightcrawler y VHS Dreams (que tenemos el placer de que nos han remezclado), Robert Parker, Mitch Murder… En fin, subscribiros al canal de youtube de New Retro Wave. En plan más oscuros Ghostly Enemies que son de Madrid y lo que he escuchado me encanta. En plan de baile, Bawrut. Los últimos discos de Joe Goddard y Arca….

Y en Sónar: ¿imperdibles?
Hay tantos… Ghostly Enemies, Veronica Vasicka, Kiddy Smile, HVOB, Joe Goddard, Arca, Roosevelt, Tiga, Cerrone, Justice, ¡¡¡BJORK!!!… ¡Es un no parar!

Entrevista por Alicia G. Núñez.

Comments

Más interesante

contenido