Due Spaghi

Lugar Restaurante
Due Spaghi - Pulpo con patata violeta


Donde
Carrer Sepúlveda, 151
Ver Mapa
Cuándo

De mar. a jue. de 13h a 16h y de 20h a 23h, vie. y sáb. de 13h a 16h y de 20h a 23:30h

Cuánto

Unos 20-25€ por persona



Donde
Carrer Sepúlveda, 151
Ver Mapa
Cuándo

De mar. a jue. de 13h a 16h y de 20h a 23h, vie. y sáb. de 13h a 16h y de 20h a 23:30h

Cuánto

Unos 20-25€ por persona

Desde el momento en que entras en Due Spaghi sientes un ambiente muy familiar. Su espacio es acogedor, con protagonismo de la madera, ladrillo a la vista y azulejos originales que crean sensación de hogar. La decoración cuenta también con clicks, figuritas de animales, fotografías, cartelería italiana o lámparas hechas a partir de materiales reciclados. Todo el conjunto transmite el cariño que Nicoletta, Toni y Paolo han puesto en su restaurante. Y eso también se impregna en cada plato que sale de la cocina.

Due Spaghi tiene una propuesta gastronómica muy concreta: elaboraciones italianas a partir de productos catalanes de proximidad siguiendo el movimiento Slow Food. La carta está pensada para poder variarse según la estación y los alimentos frescos que haya en el mercado. Por eso, lo mejor es dejarse recomendar. Los platos buscan potenciar el sabor de cada producto y combinaciones naturales, que resulten equilibradas y agradables. El respeto por la materia prima y las elaboraciones lentas también tienen un reflejo en la presentación de los platos, cuidada y delicada. Eso sí, nada es superfluo y hasta la flor más bonita que encuentres en tu mesa tendrá sentido al llegar al paladar.

Resulta complicado destacar unos platos sobre otros. Si quieres probar una croqueta diferente, aquí la encontrarás con relleno de polenta, homenajeando este acompañamiento tan típico del norte de Italia. Incorpora también queso de vaca del Ripollès, ricotta ahumada y se sirve con mermelada de pimiento rojo que da un punto de dulzor. Un plato muy fino y que va genial para verano es la dorada marinada con cítricos. Se sirve fileteada y acompañada por salicornia, ficoide glacial y flor de cilantro, que multiplican el frescor propio del pescado. La pasta pappardelle, casera, merece mención aparte. Su grosor y cocción perfecta absorbe el meloso ragú de conejo que le acompaña, creando un plato de caza muy elegante que te transporta, al momento, fuera de la ciudad. Y ya no explico el pulpo de la foto… ¡Mejor que lo descubras tú mismo!

Por si fuera poco, Due Spaghi cuenta con una extensa selección de vinos italianos y catalanes que refleja su saber hacer. Además, para acabar el banquete, tienen un carrito de grappa y otros licores muy bien surtido. Un restaurante para saborear poco a poco, dejar hablar a los platos y alargar la sobremesa.

Due Spaghi - Interior

Due Spaghi - Pescado marinado

Due Spaghi - Pappardelle al ragú de conejo

Comments

Más interesante

contenido




Inspiración

BCN