Atávico, by Poliana Lima

EspectáculoViernes Diciembre 11
Captura de pantalla 2015-12-06 a la(s) 19.59.55


¿Dónde?
Sala Hiroshima
Vilà I Vilà, 67
Ver Mapa
Cuándo

10, 11 y 12 de Dic. A las 20.30h

Cuánto

12€



¿Dónde?
Sala Hiroshima
Vilà I Vilà, 67
Ver Mapa
¿Cuándo?

10, 11 y 12 de Dic. A las 20.30h

How Much?

12€

Atávico, adjetivo de atavismo, según su definición: comportamiento que hace pervivir comportamientos o formas de vida propias de los antepasados. Y es que, si somos el final de una larga cadena evolutiva, ¿hasta qué punto somos nosotros mismos algo único e individual, y no somos la suma de un todo? Parece que hemos ido recogiendo las piezas que nos han dejado aquellos que han venido antes que nosotros. Y si nos centramos en el tema de la violencia, hay mucha tela que cortar. Teniendo en cuenta que estos lares han vivido una dictadura entre sus fronteras, la cosa llega a otra dimensión. ¿Hasta qué punto esto nos ha afectado y ha afectado a aquellos de los que venimos? Muchas incógnitas, y una manera de somatizarlo: danzar. Poliana Lima, brasileña de nacimiento, socióloga de oficio y bailarina de vocación, ha creado Atávico, un espectáculo de danza que nos removerá desde dentro hacia fuera y galardonado con el 1º premio del XVIII Certamen Coreográfico de Madrid. Durante tres noches, el escenario de la sala Hiroshima será la hoja en blanco, y su cuerpo el bolígrafo con el que escribir pura poesía. Huyendo de crear una narrativa lineal, se trata de toda una experiencia escénica que nos hará reflexionar sobre el concepto de violencia y su repercusión en nuestro inconsciente colectivo y en el propio cuerpo humano. Se trata del movimiento por el movimiento, de su propia belleza y virtuosismo, más allá de reglas y patrones estandarizados. Porque cuando hablamos de sensaciones, no hay reglas que valgan. Al fin y al cabo, esto es la legitimación de una verdad universal: un gesto vale más que mil palabras.

Comments

Más interesante

contenido





Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.