Cous cous de confinamiento

ComidaLunes Abril 27
edf


¿Dónde?
Cuándo

Cuánto

Unos 5€ por ración



¿Dónde?

¿Cuándo?

How Much?

Unos 5€ por ración

Los platos más típicos de cada país surgieron de lo que teníamos a mano y alimentaba. La paella en Valencia, donde abundaba el arroz y productos como pollo, conejo, verduras del huerto… La pizza, en Italia, tan antigua como el pan, que hacia el XVI empezaría a elaborarse, con tomate y queso, parecida a la actual.

Lo mismo sucede con el cuscús, Cous Cous, alcuzcuz… Hay infinitas versiones y de este plato típico del Maghreb, cuyo origen pudo ser bereber. Plato único que suele servirse en celebraciones. Ahora va genial, en pleno frío y confinamiento ya que es saludable, y si sobra congeláis. Aquí mi versión simplificada, al estilo marroquí, donde estuve viviendo. De verduras y pollo. Con pasas y canela.  La versión original se hace con cuscusera. Olla de cocción al vapor, donde se cocina el guiso y sémola de trigo, en dos partes. Doy la versión sin cuscusera, ya que ahora ponte a buscar una…

Recordaros que no es momento de salir a por más ingrediente. El buen cocinero se apaña con lo que tiene. Si sustituyes carnes o verduras puedes hacer una versión personal.

Para este, de unas 4 raciones, necesitamos:

- 300 gramos de cuscús (precocido), – 4 muslos de pollo,  – 100 gramos de garbanzos cocidos, – 1 pastilla de caldo de pollo, – 1 cebolla, – 3 zanahorias, – 1 col, – 1 calabacín, – 1 tomate, – 1 trozo de calabaza, 1- nabo, – Mantequilla, – Aceite de oliva virgen, – Especias (Ras el hanout, o cúrcuma, jengibre, azafrán), – 50 gramos de pasas sin semilla – Azúcar – Canela en polvo – Sal. Pimienta – Agua.

(Y unos 60 minutos de tiempo con el que ya no sabemos que hacer…)

dav

Preparación:

Limpia y reserva los muslos de pollo. Pela, lava y trocea las verduras, en tamaño grande (o enteras, que se vean). Ten a mano una fuente grande, para su presentación. Pela, limpia y lamina la cebolla. Los garbanzos, si no los has comprado cocidos, déjalos a remojo la noche anterior.

Emplea una olla grande. Pon a calentar con aceite cantidad necesaria para freír el pollo. Salpimienta los muslos. Dóralos por ambos lados. Retira. Reserva. Sofríe la cebolla y déjala pochar diez minutos. Añade media cucharadita de  jengibre, cúrcuma, o azafrán (si no tienes Ras El Hanout). Tuesta unos dos minutos. Devuelve los muslos a la cazuela, a fuego medio, removiendo constantemente. Ya dorado el pollo, cúbrelo de agua y deja que cueza durante cinco minutos. Añade las verduras y cubre con agua. Déjalo a fuego intenso y cuando comience a hervir baja a fuego medio, añade una pastilla de caldo de pollo, tapa y déjalo hasta que los ingredientes queden hechos, sin desmenuzarse. Unos veinticinco minutos más de cocción.

Mientras tanto, en una sartén, carameliza media cebolla ya cortada, con una cucharada de azúcar. Añade las pasas y una cucharadita de canela. Cinco minutos más y aparta.

A los garbanzos cocidos añade la salsa de las verduras. Aparta.

El guiso está listo. Ahora preparamos la sémola de grano duro, cuscús, precocido. Una taza de agua por una taza de couscous, aunque depende del fabricante. Hierve agua, agrega dos pizcas de sal y una cucharadita de aceite de oliva (o mantequilla). Espera diez minutos y remuévelo bien para que quede suelto. Reserva.

Queda emplatar. En una fuente grande, pon la sémola y dale forma de domo. Haz un hueco en el centro, donde añades una cucharada grande de la salsa del guiso y el pollo. En los lados, las verduras y por encima los garbanzos y las pasas.

Ya lo puedes compartir con tu gente, por ejemplo en redes sociales. Son las 20h, sal al balcón a aplaudir.

Regresa… ¡y a cenar!

selfp

 

Comments

Más interesante

contenido





Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.