(Pospuesto) Piedra, Papel o Tijera

TeatroMartes Marzo 17
1-vertic_880_0-001


¿Dónde?
BARTS
Av. Paral·lel, 62
Ver Mapa
Cuándo

Del 17 al 26 de Mar. a las 20:30h

Cuánto

Desde 12€



¿Dónde?
BARTS
Av. Paral·lel, 62
Ver Mapa
¿Cuándo?

Del 17 al 26 de Mar. a las 20:30h

How Much?

Desde 12€

(Pospuesto)

Piedra, Papel o Tijera, una de las (pocas) propuestas de temática abiertamente lésbica que podemos encontrar actualmente en cartelera, vuelve a la Sala BARTS con un potente mensaje como telón de fondo: La visibilidad bollera y el retrato generacional de todes nostres, chicas/mujeres entre los veintitantos y los treinta y algo, cargado de frescura y humor agridulce, una historia de amor, amistad y encrucijadas personales y urbanas que nos coloca, casi sin darnos cuenta, ante nuestro propio reflejo. Escrita y dirigido con buen pulso por Iván Bilbao, quien forma parte del colectivo de creadorxs conscientes y combativas dentro de la comunidad, quien asegura que es “Una más” en esto de la lucha por los derechos LGTBIQ.

El reparto está formado por las jóvenes actrices Jelen García y Raquel Ventosa, quienes despliegan dos interpretaciones donde se intuye el arduo trabajo previo en esa ‘aparente ligereza de la comedia’, tan naturales y fluidas, tan convincentes, que lx espectadorx olvida que está sentdx en un teatro. La compañía Los Dolores ha conseguido algo muy difícil en los tiempos que corren para las artes escénicas, llevar su propuesta hasta el público, convencer, seducir y ser reprogramado.

Para terminar os dejo dos preguntas con sus dos respuestas (nunca publicadas en prensa) que son, a mi modo de entender, la razón por la que NO deberíais dejar pasar la oportunidad de ver Piedra Papel o Tijera. En palabras de Jelen García, una de las inquietas protagonistas, esto va de resaltar la importancia de la visibilidad lésbica a través de la escena.

Ante la pregunta inevitable: ¿Sería diferente esta historia de no haber sido entre dos mujeres?

Jelen García opina que por supuesto, sería diferente. Más allá del deseo incuestionable, de una igualdad absoluta que deje de diferenciar entre orientaciones sexuales y de género que y observe la neutralidad, esta es la realidad que vivimos y con la que guerreamos, todavía queda lejos esa “Normalidad” soñada.

Pertenecer al colectivo lésbico, por tanto, no es una característica más del personaje, es un factor clave que condiciona la historia, como puede condicionarla el personaje de una mujer heterosexual en un mundo de hombres, o cualquier personaje de otro colectivo oprimido.

Si todavía cabe la duda sobre cómo una propuesta escénica como esta puede contribuir en la lucha por la visibilidad lésbica, Jelen apunta: “Toda historia lésbica, si es alejada de los prejuicios, contada por nosotras, se convierte en un acto de visibilidad. El objetivo es naturalizar las relaciones lesbianas a través del campo de las artes escénicas, hacer estos personajes reales, de carne, corazón y hueso, en una sociedad y una cultura que sigue negando la existencia del deseo propio de la mujer”.

En esta obra el personaje de Marta se enamora de su mejor amiga, y no reprime su amor hacia otra persona de su mismo sexo; pero hay otras razones que la bloquean… Contar esto, hablar sobre ellas, nosotrxs, sobre tú y yo.. Es un acto de revuelta. La visibilidad lo es todo. Si no nos ven, si no nos manifestamos, si no existimos, otros contarán nuestra historia. No dejéis que os cuenten esta historia: ¡Salid a la calle y llenad la Barts de orgullo bollero!

2-240120131656_piedra-gr

Comments

Más interesante

contenido



Lugar

Redescubriendo un clásico de Diagonal en servicio de take away.



Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.