Una cámara propia: mujeres y prácticas fotográficas

ExposiciónJueves Septiembre 19
Una cámara propia


¿Dónde?
Casa Elizalde
c/ Valencia, 302
Ver Mapa
Cuándo

De lun. a vie. de 10h a 13h y de 16h a 21h, sáb. de 10h a 13h y de 16h a 20h. Hasta el 25 de Oct.

Cuánto

Gratis



¿Dónde?
Casa Elizalde
c/ Valencia, 302
Ver Mapa
¿Cuándo?

De lun. a vie. de 10h a 13h y de 16h a 21h, sáb. de 10h a 13h y de 16h a 20h. Hasta el 25 de Oct.

How Much?

Gratis

Una cámara no es solo un aparato mecánico para grabar imágenes en un carrete que posteriormente será revelado: es un catalizador de universos. A través de su visor, de repente, el mundo cambia no solo de color, sino de perspectiva. Porque lo que veamos en una imagen depende única y exclusivamente de quién haga click. Finestres de la Memòria, el proyecto impulsado por el centro cultural Casa Elizalde para la conservación y difusión del archivo fotográfico del barrio barcelonés de la derecha del Eixample, nos trae la exposición Una Cámara Propia: mujeres y prácticas fotográficas, una muestra plural de imágenes captadas por mujeres fotógrafas aficionadas, amateurs y profesionales que retrataron el tiempo que les tocó vivir, con todas sus vicisitudes.

Un catálogo fotográfico histórico y casi antropológico sobre las costumbres y realidad de una horquilla de tiempo enmarcada entre el 1900 y los años 80.  En la cotidianidad de estas imágenes, captadas de forma sutil y espontánea, se esconde algo maravilloso: la mirada particular y única de una persona. Ya se sabe lo que se dice: hay que mirar hacia atrás para ser consciente de lo andado y así coger impulso para lo que viene por delante. Y qué mejor que hacerlo a través de la fotografía.

1-69861605_1849306231881389_8110542570192371712_n

Comments

Más interesante

contenido



Lugar
Bar

Un clásico con las mejores bravas de la ciudad.



Por Editora Barcelona en LIFE HACK

¿Te gustaría ligar de una forma distinta, que fuera seria y la vez divertida?

Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.