El amante de las cicatrices

Harry Crews es un artesano de los mundos cargados de elementos contrarios. Los bailes de fracasados, marginados, desplazados, chocantes y ridículos, en busca de las huellas de la vida. “Hay algo bonito en una cicatriz. Una cicatriz significa que la herida ya no te duele, que se ha cerrado y sanado para siempre”. Harry Eugene Crews (1935-2012) fue un escritor norteamericano, novelista, autor teatral y ensayista. Su escritura es profunda, sabe a derrota sin escapatoria, donde proliferan las peleas, las penas y los agravios. Pero hasta el personaje más antipático y antisocial refleja aspereza y ternura a la vez, se derrumba ante el amor: una historia grotesca se esconde tras un vestido cualquiera. En este escenario sombrío sitúa escenas de humor, belleza y felicidad. Aquellas sensaciones que no sólo anidas en tu cabeza y en tu corazón, sino que parecen expandirse a través de la sangre por todo tu cuerpo. “Dejó dicho que si no habíamos tenido nada que decirle en vida, ni nos molestásemos en decirle nada cuando estuviese muerto, [...] en cualquier caso, no creía que fuese a oír nada nada de lo que tuviésemos que decirle una vez muerto”.

Comments

Más interesante

contenido



Lugar
Bar

OMU

Auténticos pedacitos de Japón en cada bocado.



Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.