Siamés, by Stig Sæterbakken

Los protagonistas y narradores de Siamés son una pareja de ancianos: Edwin Mortens que es casi ciego, pero tiene buen oído, y su esposa Erna, que tiene problemas de audición, pero tiene unos ojos preciosos. Paralizado de la cintura para abajo, Edwin permanece sentado y encerrado en su baño todo el día, todos los días, tratando de liberar la mente de su cuerpo. El experimento va relativamente bien, casi todas sus funciones corporales han cesado, sus extremidades están en un estado de descomposición y el sistema digestivo está en proceso de descomposición. Para pasar el tiempo Edwin dedica sus días a masticar chicle y gritarle a su esposa, de quien es, sin embargo, completamente dependiente. La vida de Erna, a pesar del abuso constante de Edwin, gira en torno a su marido horrible. Edwin y Erna viven en un estado de perfecto equilibrio, alimentado por el hábito, la crueldad, la humillación y, posiblemente, el amor, hasta que un joven de mantenimiento es llamado a reemplazar una bombilla en el baño de Edwin, y los “gemelos siameses” se ven envueltos en un Nueva y viciosa lucha por el poder.

Una pieza de ficción incómoda, que nos hace pensar si estamos tan alejados de esas criaturas repugnantes como creemos que estamos. El tiempo se mueve lento, pero pasa rápido, y antes de que te des cuenta, todo ha terminado. No es una novela de misterio, pero a veces tienes que respirar hondo ante el suspense. Un estudio de dos individuos profundamente conectados pero polarizados, fascinante de leer y ver cómo con sus acciones feas y aterradoras saltan al precipicio. La impotencia, la falta de contacto y la certeza de la muerte inminente te produce escalofríos. Uno de mis libros favoritos de 2018, otra vez Mármara. Muy recomendable.

Traducción: Cristina Gómez Baggethum y Øyvind Fossan

Comments

Más interesante

contenido