Solène Milcent

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Soy Solène, vengo de Francia y me dedico a la fotografia, sobre todo analógica.

Resido actualmente en Barcelona. Cuando vine a Barcelona por la primera vez en 2012 me enamoré por la ciudad. Por sus habitantes, por sus locuras, por su luz tan especial… Y regresé a Francia para acabar mis estudios de Marketing, con mucha ganas de regresar a Barcelona. Ahora hace 3 años que vivo aquí y puedo decir que esta ciudad me ha cambiado la vida. Desde entonces he hecho grandes cambios en mi vida: dejé mi trabajo de Marketing para dedicarme a lo que me gusta de verdad; el amor de las cosas bellas, el arte, la fotografía.

¿Cuál es la idea de tus portadas?

Al crecer en una zona rural en el oeste de Francia siempre he sentido una conexión muy fuerte con la naturaleza y la tierra. Vivir en Barcelona para mí puede ser muy intenso. Creo que tengo ahora un relación de amor/odio con esta ciudad. Utilizo cámaras analógicas como una necesidad de ralentizar el tiempo, lejos de la alta tecnología, las pantallas, la vida ocupada y rápida. Naturaleza, gente, poesía visual son mis asignaturas favoritas. El trabajo que quería mostrar para las portadas de Le Cool es una selección de fotos que hablan de estas temáticas. Hay momentos de gracia, miradas de la gente, sentimientos perdidos en una gran ciudad…

¿Cuáles son tus influencias?

¡Hay tantas! Me gusta mucho mirar el trabajo de otros fotógrafos como las historias de Duane Michals, los retratos íntimos en blanco y negro de Saul Leither, y otros fotógrafos mas contemporáneos como Ryan Mc Kingley o Emily Soto. Son estilos muy diferentes, pero cada uno tiene su encanto. También me influencia mucho el mundo del cine (las películas de Wim Wenders o Michel Angelo Antonioni de los 70-80). Vivo bastante en el pasado.

¿Tu lugar favorito de Barcelona?

Mis pequeños refugios de paz en Barcelona son mis cafés favoritos (Petit à Petit Café en el Puxtet, Bodegua Notariat 01 en el Raval, Espai Joliu en Poblenou). A veces me parece que paso mi vida moviéndome de cafés a cafés. Me encanta la sensación de ser totalmente desconocida en un café. Siempre me quedo en los mismos lugares, pero siempre soy muy discreta. Me siento en algún rincón de una esquina, desde donde puedo mirar a la gente que pasa por la calle. Y allí estoy, con mi ordenador, un libro a veces. Son estos pequeños momentos fuera del tiempo los que más me gustan.

También mi lugar favorito es mi(s) habitación(es), aunque cambio de habitación casi cada 6 meses. Realicé un proyecto fotográfico que se llama “in my room”.

Es verdad que no me gustan mucho las grandes aglomeraciones de gente, los lugares en los que me siento más cómoda son paisajes vacíos de gente, los cuales son difíciles de encontrar en esta ciudad hiperpoblada. Pero disfruto mucho con el distrito de Poblenou que aún es muy tranquilo, y tienes muchos lugares interesantes para fotografiar.

Un libro que te haya marcado mucho.

¡También esto es muy difícil de elegir! Lo primero que me viene en mente y que leí muy joven cuando estuve al colegio es Les fleurs du mal, de Baudelaire. Luego en la misma época leí L’etranger de Albert Camus, que me a marcó muchísimo, así como el concepto del absurdo. Últimamente me inspiré mucho el libro Just Kids de Patti Smith. Y había un momento de mi vida que cuando tenía dudas pensaba en qué haría Patti Smith o Robert Mapplethorpe en el mismo caso.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

Ahora estoy trabajando con una amiga poeta que encontré aquí en Barcelona. Queremos juntar nuestras artes para hablar de temas que nos interesan: Muerte y vida, relaciones, miedos y esperanzas, identidad, ciclos femeninos como la luna y ausencias. Vamos a exponer una parte de este proyecto en un exposición grupal que se llama Art Lover Ground en Espronceda en mayo.

https://www.solenemilcent.com

https://www.instagram.com/solene.milcent

Comments

Más interesante

contenido


Mañana

Sonidos lo-fi + historias dream pop de desamor.


Lugar

Una tienda de anillos que encajan con cualquier situación.


Inspiración

Un relato con sabor a esa España romántica y profunda.