Sueños y secretos de… Elisabet Roselló

Soy Elisabet Roselló, investigadora cultural, detectora de tendencias, comisaria de exposiciones cuando me permiten y gestora de acciones culturales (abreviando, consultora cultural, en Jengibre Consultoria). Y aparte, una amante de los retrofuturismos desde muy joven.

¿En qué consisten los retrofuturismos y cómo te empezaste a interesar por estos movimientos?

Los retrofuturismos, hoy en día, son un conjunto de movimientos y tendencias visuales y/o culturales que imaginan futuros “retro”, los dibujan como si volviéramos al pasado, así como ucronías e historias alternativas (hechos históricos que sucedieron de una manera distinta y dibujan pasados o presentes alternativos), fundamentados en la ciencia, la tecnología y las visiones de futuro hechas en nuestro pasado real (paleofuturos), incluyendo la literatura de la ciencia-ficción. Por ejemplo, el Steampunk dibuja mundos y alternativas de un siglo XIX aun más tecnificado, donde la ciencia romántica impera, máquinas mecánicas y a vapor han superevolucionado y la electricidad es una alternativa minoritaria -muy resumidamente; es difícil generalizarlo, valga decirlo.

En mi caso me adentré por un lado por mi afición desde pequeña a la literatura de ciencia-ficción, leyendo una guía del Dr. Miquel Barceló sobre historia de este subgénero, donde hablaba del Steampunk, en un momento donde apenas nadie lo conocía en España y pocas obras traducidas habían llegado (en torno al 2005-2006). Unos años más tarde, descubrí investigando sobre el movimiento Cyberpunk que éste era mucho más que un subgénero minoritario, que había saltado a lo visual y al arte, al menos en EE.UU. Entonces creé el (en principio) primer foro en español dedicado al Steampunk y otros retrofuturismos (Steampunk Spain) a finales del 2008, pensando que seríamos 4 gatos, coincidiendo con el momento en que el volumen de interesados comenzó a subir, y sin parar hasta hoy en día. Poco a poco fui descubriendo otros como el Dieselpunk, y el curioso fenómeno que yo llamo de los mmmpunk, algunos coherentes, como el Atompunk, y otros no tanto.

Y el Steampunk específicamente, ¿en qué consiste y en qué aspectos culturales se manifiesta?

El Steampunk es un movimiento cultural que se manifiesta en un sinfín de campos ya que visualmente ha afectado mucho: se inició en la literatura y se manifestó en el cine, en la música (donde intentan aun definir qué sería la música de este estilo), en la escultura, en la ilustración, la fotografía, las artes escénicas; se implica socialmente promoviendo el Do It Yourself y la autoexpresión, al menos a través del vestir en eventos ocasionales, la apreciación de la tecnología y el patrimonio de antaño, y haciendo aparecer nuevos tipos de creadores como el Maker (aunque no exclusivo del Steampunk), muy enraizado en EE.UU que, dicho de algún modo, consiste en practicantes del Do It Yourself que, yendo un paso más allá, crean objetos de cero, normalmente invenciones útiles, esculturas mecánicas… Son hackers de la tecnología y la cultura consumista. El Steampunk se fundamenta en un retrofuturismo basado en la II Revolución Industrial (1850-1910), el gérmen de nuestra sociedad. Se inspira en la literatura y la sensibilidad que percibimos de esa época: la primera ciencia-ficción de Verne y Wells, la literatura romántica en su más estricto sentido (aunque sea algo anterior), en las aventuras a lo Mundo Perdido… También se inspira en inventores y científicos históricos (siendo ya un tópico la “pelea” entre Edison y Tesla), en invenciones de entonces. Es un movimiento que aboga por la ciencia como un factor humano, no frío y económico, que busca recuperar la calidez en la tecnología, que la tecnología y los que la producen no nos dominen, sino dominarla nosotros (incluso aprendiendo a construirla o modificarla). Es, por tanto, romántico y aventurero, punkie en cierto aspecto.

Estos movimientos, ¿tienen más de nostalgia o de utopía/distopía (o un poco de ambas)?

Nostalgia sería, en todo caso, si se recreara mucho en la Historia, pero al ser más bien de carácter ucrónico (dibujando pasados que nunca fueron), lo único de nostálgico que tiene es esa idealización del sentimiento filantrópico y apasionado por la ciencia y la tecnología, y el lado que creemos bueno de antaño: la educación, los valores como la caballerosidad y la elegancia, tal vez la honorabilidad, como recursos sociales que creemos perdidos pero que bien aplicados pueden contribuir en la convivencia en ciudades y en la gran conversación mundial que es Internet. Es originalmente bastante utópico, es brillante en su aspecto más aventurero, romántico, pero a su vez tiene aspectos muy distópicos -también depende de las contribuciones de los creadores y artistas. Puede ser distópico retratando lo peor de la sociedad decimonónica, en parte como crítica al legado que podemos observar hoy en día. Es óxido, es polvo, es aceite de maquinaria, es ruido mecánico e industrial.

¿Tienen algún tipo de enfoque crítico hacia la excesiva tecnificación de la sociedad actual? ¿Crees que sirven para generar cierto debate?

Como comentaba, desde luego es una crítica. Incluso desde las obras más puramente visuales, en el fondo se retratan esa necesidad de encontrar una tecnología sencilla, cómoda, esa fantástica combinación de “baja tecnología-alta tecnología”, de la aventura, de que es divertido salir de nuestro agujero cómodo. Los retrofuturismos los entiendo como una reflexión, sea a nivel estético, visual, consciente o inconsciente, en una sociedad y cultura a la que hemos llegado, a tal punto de tener que parar por el apabullante ritmo de cambios constantes, y no sólo tecnológicos; analizar cuáles de nuestros deseos como sociedad se cumplieron, cuáles no -especialmente los que parecían bonitos- y por qué, y de lo cumplido, por ejemplo, tanta tecnología para tareas tan específicas, si es tan bueno. Por eso los retrofuturismos toman aspectos utópicos, o distópicos, las parodias de esos futuros que ahora vemos naïf… Si, de hecho, están teniendo buena recepción aunque sea a nivel visual, es porque la gente comparte alguna sensibilidad al respecto.

¿En qué va a consistir la primera edición de la Semana Retrofuturista de Barcelona?

La I Semana Retrofuturista es una semana, pues, dedicada a los Retrofuturismos. Sirve tanto para darlos a conocer y para hacer reflexionar sobre el por qué de los Retrofuturismos y todos los aspectos y disciplinas que cubren, como para crear vínculos entre creadores, artistas, escritores, apasionados de los Retrofuturismos o del Steampunk, empresas e instituciones. Y evidentemente, buscando las propuestas que permitan que nos lo pasemos bien, o al menos nos llevemos algo (haber conocido algo nuevo, una reflexión, una sorpresa…). Así pues, tenemos conferencias y presentaciones de libros y marcas, una sesión de cine retrofuturista, una visita a la exposición Steampunk del MIBA, un concurso de Barbas y Bigotes, un espacio de venta para creadores retrofuturistas, ¡hasta un duelo de Rayguns!

¿Qué destacarías dentro del programa?

Pues yo lo destacaría todo, jejeje. Todo en cierto modo funciona como un mecanismo, y es igualmente importante. Pero si tengo que destacar algo, serían los dos últimos días, el 15 y 16 de febrero, que tenemos una conferencia sobre la “Anticipación tecnológica en el comic de los años 50” por Jordi Ojeda y una Noche de Cine Retrofuturista (y gratis), una jornada con el espacio de venta que comentaba, el concurso de barbas, el duelo de Rayguns, presentaciones, una muestra de danza…

¿Nos cuentas un sueño?

Que este proyecto crezca en calidad, en propuestas, en descubrir nuevos artistas y creadores (y venga, lo digo, que haya más subvenciones y patrocinadores que se animen a hacerlo posible). Pero sobre todo, en aprender a ser una semana que las personas que participen salgan al menos con una sonrisa o con la mente estimulada.

¿Un secreto?

¡Ya estamos planificando la II Semana Retrofuturista para el 2014!

Fotografía por: Grup Artístic Zô3.

Comments

Más interesante

contenido





Por Editora Barcelona en LIFE HACK

¿Te gustaría ligar de una forma distinta, que fuera seria y la vez divertida?