Sueños y secretos de… Jimena

Jimena es una estudiante de Bellas Artes que poco a poco se ha hecho un hueco en la red social visual por excelencia hasta alcanzar los 25k seguidores; ahí es nada para esta chica de 19 años que tiene muy claro que el arte es su medio de vida, tanto a nivel profesional como a nivel personal. Sabe que le queda mucho por aprender pero la pasión y la convicción de Jimena, con un poco de suerte, la llevarán lejos.

Responde sin pensar:

¿Qué eres?
Una mujer.

¿Con qué personaje muerto te irías de cañas?
Con Edgar Allan Poe.

¿Un miedo oculto?
Miedo al fracaso.

¿Una pasión oculta?
Soy una enamorada del amor.

¿La parte que más te gusta de ti? ¿La que menos?

Creo que sé escuchar aunque odio, odio ser tan emocional con las cosas.

ilus


Entremos en materia:

¿Qué significa para ti crear una imagen a partir de un lienzo en blanco?
Quiero que dentro de mucho años, vea los cuadros que pinté y poder recordar todos los sentimientos de aquella época, cada uno significará algo para mí.

¿Crees que es un trabajo emocional o cerebral?
Es una mezcla de ambos, no puedo ponerme a pintar dejándome llevar por la tristeza, por ejemplo, sin saber dónde y cómo voy a poner los colores, la cabeza está siempre presente, aunque presida el corazón.

¿A qué artista envidias profundamente (vivo o muerto)?
Envidio a muchísimos, empezando por algunos compañeros de clase del año pasado, a Velázquez, a Monet, a Jeremy Lipkin, a Henrikau, a Casey Baugh…

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?
Estos artistas me inspiran una barbaridad, a algunos los sigo en Instagram y les doy las gracias por compartir todo lo que hacen. También me baso en sentimientos propios; recientemente tuve un bajón bastante fuerte y he aprovechado esas emociones para exprimirlas, aunque he de decir que lo último que quería en esos momentos era pintar.

La obra de la que te sientes más orgullosa.
Pues es justo la que estoy haciendo, es el primer lienzo del que me siento orgullosa y en el que he puesto mucho de mí, aunque parezca colorido y alegre, en los momentos en los que lo pinté yo pensaba todo lo contrario, de modo que fue como una terapia.

Para acabar: ¿un sueño?
Que me guste lo que pinte, mejorarme a mí misma, servir de inspiración para otros, ganar algún premio de pintura, poder vivir de esto y viajar. Yo creo que con eso sería bastante feliz.

Entrevista por Elena Barrio.

Comments

Más interesante

contenido