Sueños y secretos de… La Parada

Somos Raquel Villa y Xènia Bagué, creadoras de La Parada, una galería de fotos y librería situadas en las paradas exteriores 14 y 15 del Mercat de l’Abaceria Central en Gràcia.

¿Qué podemos encontrar en La Parada?

Por un lado, la galería de fotografía, que trata de acercar este tipo de arte a la calle, de replantear el concepto de galería tradicional y de hacer que la fotografía sea accesible al gran público sin que tenga que entrar en un espacio cerrado. Tenemos polaroids, fotografía analógica, digital e incluso fotos hechas con el móvil. En cuanto a la librería, hay un poco de mezcla en cuanto a estilos, aunque he intentado buscar un tipo de libro que es difícil de encontrar en librerías más grandes, ya sea por tratarse de editoriales pequeñas, por el tipo de encuadernación, por las ilustraciones…

¿Cómo surgió la idea de montar algo así?

La idea de estar en el mercado fue un poco casual. Las dos vivimos en Gràcia, nos encontrábamos a menudo y, paralelamente, Raquel estaba empezando una editorial con sus hermanas de libros de autor y yo (Xènia) tenía la idea de montar una galería, pero no quería que fuera un espacio al uso. Así que todo esto se juntó y un día, comprando la carne, dijimos ¿y si lo hacemos aquí fuera? Antes, en estos puestos había una tienda de ropa, y como la señora que la llevaba se jubilaba, decidimos quedarnos con el sitio.

Antes de La Parada, os dedicabais… 

Raquel: yo estudiaba arquitectura y llevaba un año en paro, y el tema de los libros es algo que siempre me había llamado la atención.

Xènia: yo me dedicaba a la fotografía, pero me divorcié de la profesión porque acabé harta de la publicidad y de la moda… Ahora, de alguna manera, me he reconciliado con la fotografía gracias a La Parada.

¿Qué tipo de gente viene a La Parada? ¿Qué acogida tuvisteis por parte de los demás puestos del mercado?

La mayoría de la gente ya viene específicamente a ver lo que tenemos, ya sabe un poco lo que hay, aunque siempre hay alguno que se lo encuentra por sorpresa y le hace gracia. A la gente del mercado al principio les generaba un montón de curiosidad, porque era algo muy diferente. Lo mejor de estar aquí en el mercado es que igual, mucha gente que quizá no tenía un interés previo en los libros o en la fotografía, se le pueda despertar poco a poco.

¿En qué consiste “El día del fotógrafo” y el “Speaking corner”, las dos actividades que hacéis cada semana?

El día del fotógrafo” es los jueves a las 19h. Ese día, todo el espacio expositivo de la galería está dedicado a la obra del fotógrafo que viene a visitarnos y se establece un diálogo entre el autor de las fotografías y el público. También es una actividad que permite dar a conocer la obra de fotógrafos que son desconocidos para el gran público pero que hacen cosas súper interesantes. Por su parte, el “Speaking corner“, que es los sábados a las 12:30h, es un espacio abierto a artistas, colectivos o personas de cualquier ámbito que estén llevando a cabo un proyecto artístico o cultural. Vienen aquí, explican su proyecto y luego, cuando acabamos, hacemos un vermut.

¿Participáis en algún otro proyecto o iniciativa?

Formamos parte del Slow Shop, una red de tiendas y pequeños comercios con encanto del barrio de Gràcia.

Un sueño…

¡Que La Parada funcione!

Y un secreto…

Que durante la campaña de Navidad vamos a regalar una fotografía de uno de los fotógrafos de La Parada a todo aquel que haya donado sangre y nos traiga un comprobante que lo certifique. Y que estamos organizando una exposición que pretende ampliar o extender la idea de La Parada a todo el barrio… De momento, ¡lo dejamos ahí!

Comments

Más interesante

contenido