Bar Yeti

Lugar Bar
1-ED44A07F-1D7E-4028-AED1-6F90EFD8F799


¿Dónde?
Plaça de la Bonanova, 6
Ver Mapa
Cuándo

De mar. a dom. de 12h a 23h

Cuánto

Unos 25€ por persona (bocadillo de albóndigas 9€)



¿Dónde?
Plaça de la Bonanova, 6
Ver Mapa
¿Cuándo?

De mar. a dom. de 12h a 23h

How Much?

Unos 25€ por persona (bocadillo de albóndigas 9€)

Solo en contadas ocasiones, una ración de albóndigas tiene la capacidad de conmover. Un buen ejemplo son las del nuevo Bar Yeti de Plaza Bonanova. Hace apenas una semana volvía a subir la persiana este clásico del barrio, con una carta de tapas y raciones tradicionales ejecutadas a la perfección, que han conseguido congregar una fiel parroquia de clientes en tiempo récord.

1-682D738E-17B4-4C3C-8135-1365BFB79DD4

El oficio en la sala y la cocina le llega de su nueva gestión, los mismos propietarios que el Restaurante Bonanova, santuario de la cocina tradicional de la parte alta de la ciudad. En un ambiente más desenfadado que su hermano mayor, el Yeti se centra en mimar tapas populares, demostrando su cariño en platos tan humildes como una rusa totalmente casera, la croqueta de morcilla, o un cap-i-pota denso, profundo y adictivo. Hasta las bolsas de patatas Maribel las traen de un pueblo de Teruel. Pero son las albóndigas las que elevan la cocina del Yeti a una liga aparte. Pruébalas en formato bocadillo o al plato acompañadas por un par de piparras fritas. Por muy altas que sean tus expectativas, no te defraudarán. Un pequeño tirón de orejas a la relación precio-cantidad (que no calidad) de las raciones. Si no fuera por eso, seguramente tendrían que despegar mi culo a la fuerza de una de las mesas del nuevo Yeti de Plaza Bonanova.

1-14F44648-6E5E-4C53-A961-F0BBED6949E4 1-6162FBEF-F2E6-4954-BD9D-378B2E95F280

Comments

Más interesante

contenido


Hoy

No te pierdas el reestreno de esta joya celebrando su 20 aniversario.


Lugar
Bar

Explora combinaciones tan creativas como sabrosas.


Inspiración

Nuevo artista de las portadas de Le Cool.


Por Editora Barcelona en LIFE HACK

La clave de nuestro futuro siempre estará en nuestras manos.