Casa Ràfols

Lugar Restaurante
1-unnamed (1)


¿Dónde?
Ronda Sant Pere, 74 – 08010 Barcelona
Ver Mapa
Cuándo

De 10h a 0h

Cuánto

Menú mediodía 18,5€ / Precio medio de la carta 25€



¿Dónde?
Ronda Sant Pere, 74 – 08010 Barcelona
Ver Mapa
¿Cuándo?

De 10h a 0h

How Much?

Menú mediodía 18,5€ / Precio medio de la carta 25€

¿Alguna vez os habéis preguntado qué es lo que os mantiene con ganas de perseguir vuestros sueños a pesar de las exigencias del día a día?  Para mí es la ilusión: no dejar de soñar. Mientras exista la ilusión tendréis medio camino ganado. El resto es cosa de esfuerzo, trabajo, voluntad, profesionalidad, ganas…. Muchas ganas, pero siempre con ilusión. Se extiende a los lugares creados como “la ferretería que soñaba con ser un restaurante”. Como Casa Ràfols.

casa Rafols - foto2

Existe desde principios del Siglo XX. Se trataba de una ferretería en pleno Arco de triunfo de Barcelona que escondía un comedor secreto, en su interior. De modo clandestino y a ritmo de jazz ofrecía comida y descanso a sus comensales, evadiéndoles del exterior, en plena Guerra Civil.

Eso fue ayer. Pero hoy prosigue su espíritu. En pleno 2019 y tras resistir en pie, se trata de un restaurante que cuenta con productores cercanos, incluyendo gama propia de conservas, aceites y vinos creados con productos locales. En Casa Ràfols siguen trabajando con gente de confianza. La familia Solà, artesanos del pan desde generaciones. Y platos pensados para compartir, es decir, siguiendo la misma filosofía que le vio nacer.

Entre el buen rollo y un equipo atento, ataviado al puro estilo Bistró años 30 con su toque actualizado y cercano, probamos los deliciosos platos de su cocina ininterrumpida. Imperdible su salmón marinado con gelatina de gin tonic y remolacha, acompañado de sardinas escalibadas. Todo hecho en casa. Tampoco deberías perderte el ceviche renovado, con la lubina como protagonista y aguacate. O el solomillo con bacon y setas. Un lomo bajo, al punto, de vaca madurada. De postre, leche frita, como lo podrían haber hecho tantos años atrás, guardando la receta de generación en generación, acompañada de una especial tarta de manzana.

Y siguen con su esencia clandestina, otorgando a quienes acuden ese toque de secretismo: sus espacios privados donde tenemos la posibilidad de realizar eventos en su subsuelo… Sea como sea, un brindis por Casa Ràfols y por los sueños cumplidos.

02-1p edf casa Rafols - foto 1

Comments

Más interesante

contenido