The Juice House

Lugar Restaurante
TJH_2 baja


¿Dónde?
c/ Parlament, 12
Ver Mapa
Cuándo

De Lun. a Vier. de 10h a 00h. Sáb. de 11h a 01h. Dom. de 11h a 20h. Martes cerrado.

Cuánto

Entre 10€ y 15€ por pers.



¿Dónde?
c/ Parlament, 12
Ver Mapa
¿Cuándo?

De Lun. a Vier. de 10h a 00h. Sáb. de 11h a 01h. Dom. de 11h a 20h. Martes cerrado.

How Much?

Entre 10€ y 15€ por pers.

Existe un lugar en Sant Antoni donde puedes comer de manera sana y exquisita -y con el amigo vegano que siempre se queda a un lado-: las chicas de The Juice House, Luz y Daniela, basan su actividad en un concepto: es un Clean Eating Restaurant. Comenzaron centrándose en la que es la especialidad de la casa: zumos prensados en frío que conservan todas sus vitaminas y proteínas. El sistema cold-pressed consigue que además se potencien, pero esto si nos lees ya lo sabías. Tras tres meses de actividad deciden no enfocar sus esfuerzos a los súper brunchs que preparan; sino que se convierten en restaurante, con todas sus letras, y en cocktelería -¡toxinas a nosotras!, aunque sea de vez en cuando, no todo va a ser todo el tiempo verdurita-. Más conceptos relacionados con sus sabrosísimos platos: nada de azúcares refinados, alimentación limpia y a poder ser crudivegana, basada en su mayoría en plantas, semillas y legumbres. Aunque la carne no falta en sus platos si la pides. Nos lamemos los bigotitos sólo de recordar algún plato: placer absoluto el tartar de salmón con aguacate y sésamo, la ensalada de quinoa con pavo, boniato, pera… o la hamburguesa vegetal con un hummus que no es hummus, es cre-ma. Cada uno de sus zumos te hace relamerte y pensar: ¿éste que lleva? Sólo por elegir uno: “The Rabbit”, con naranja, zanahoria y ese puntazo de jengibre. Y ¡qué postres! Por ejemplo: el de fresa y coco con cereales en su base. Están en Parlament, en un local tocado por la mano del arte: el arquitecto y carpintero Rafael Giner ha tratado su madera de tal modo que el ambiente es diez; y la ilustradora Bianca Yespica firma la creación del muro principal y las postales ilustradas que han dispuesto con sus zumos e ingredientes . Visita obligada. Y si hace falta pones la excusa detox y acabas tomándote un gin-tonic, ¿por qué no? Contradecirse así, de vez en vez, te permitirá disfrutar mejor de los pequeños-grandes placeres de la vida.

IMG_1468 baja TJH_4baja

Comments

Más interesante

contenido