La Textil Collective

Lugar Restaurante
LA TEXTIL RESTAURANTE 2


¿Dónde?
Carrer de Casp, 33B
Ver Mapa
Cuándo

De mar a sáb. de 13h a 3h

Cuánto

Unos 25-30€ por persona



¿Dónde?
Carrer de Casp, 33B
Ver Mapa
¿Cuándo?

De mar a sáb. de 13h a 3h

How Much?

Unos 25-30€ por persona

Mucho más que un restaurante, mucho más que un bar y mucho más que una cervecería artesanal. La Textil Collective es un espacio multifuncional donde todo tiene cabida. Desde su nacimiento en mayo de 2021, este local ha ido evolucionando hasta este momento, donde además de poder beber y comer muy pero que muy bien, se pueden disfrutar de sesiones de DJ.

La gastronomía tiene un peso fundamental en la distribución del establecimiento, que está diferenciado en dos zonas: el bar en la entrada y el restaurante en el fondo, al que se accede a través de unas misteriosas cortinas de terciopelo que dotan al espacio de un aire misterioso. Al entrar al restaurante, su imponente cocina en formato de isla preside toda la sala,  y nos hace testigos de lo que hay detrás del espectáculo culinario al que nos vamos a enfrentar. El galardonado chef Pablo Lagrange (S. Pellegrino Young Chef 2018) es quien está detrás de que cada experiencia gastronómica sea única.

Las recetas de La Textil giran sobre dos ejes principales: el fuego y la fermentación, junto a la cocina de aprovechamiento, muy vinculada a la sostenibilidad y cuidado del medio ambiente.

LA TEXTIL BAR - Calamar

 

LA TEXTIL RESTAURANTE - Cogollo

Con esta espectacular introducción del fuego en la cocina a la vista, nos lo encontramos más tarde degustándolo, en ahumados, a través del juego con sus temperaturas o los elementos que están estrechamente vinculados a él, como las maderas, los carbones, cores y cenizas. Algunos de los platos más icónicos de la nueva carta -renovada el pasado mes de septiembre- son lo que denominan platos espejo. Aunque los dos llevan una base de setas, uno pertenece al mundo salado, y el otro es un postre. Ambos llevan un agua quemada de topinambur infusionada a 82°C durante 12 horas, mientras que el plato salado lleva, además, setas a la brasa, jugo fermentado de champiñones, sal de levadura y katsuobushi (bonito fermentado y curado) y el dulce se sirve con un helado de topinambur elaborado a base de los tubérculos quemados que sobran de la infusión que se realiza previamente en el plato salado.

Los fermentos y toda la complejidad que aportan a los diferentes sabores se encuentran presentes en conjugaciones tan deliciosas como suenan: la kombucha de melocotón quemado a la brasa, la mantequilla lacto fermentada de shiitakes, las salsas de masa madre, los helados lacto fermentados, los vinagres de fruta, el miso de almendra, los polvos de sauerkraut y los garums.

Como no podía ser de otra manera, todo el local pone la atención en el empleo de productos locales y de temporada, además de una relación muy estrecha con la economía local y el medio ambiente. Es por ello por lo que su carta se va modulando al compás de las estaciones. El trabajo artesanal y de reaprovechamiento que se respira, se aprecia asimismo en la elaboración del pan, íntegramente realizada en el propio local y al momento. Se elaboran hogazas de masa madre con harinas ecológicas y de proximidad, así como crackers amasados con bagazo de cerveza y mezcla de granos de cebada con los cuales se fabrican las cervezas de La Textil.

LA TEXTIL COLLECTIVE - Pan

Una de las sorpresas más gratas que nos llevamos fue la del descubrir el sabor del pan de campo elaborado a la brasa con masa madre y harinas integrales. Usando los deshechos de grasa de las carnes que cocinan en el restaurante, estos se funden, ahúman e integran al amasado del pan, que nos traslada directamente a los sabores  otoñales de una casa en el campo.

No cuesta imaginar por qué su vinculación con la cerveza fue precisamente el inicio de La Textil y a día de hoy, una de las señas más importantes de su identidad. Y es que aquí elaboran su propia cerveza artesana en una preciosa fábrica que se emplaza al fondo del restaurante tras unas enormes vidrieras.

Y aunque en La Textil se bebe cerveza por razones obvias, la nueva carta de vinos, con referencias locales, alemanas y francesas, cuenta con ejemplares muy únicos y especiales pensados para ensalzar y enlazar el sabor de las recetas.

Para quienes prefieran una propuesta más informal,  su bar principal es el lugar perfecto para disfrutar de La Textil a cualquier hora del día. Desde cervezas artesanales y selección de vinos locales, hasta platillos deliciosos que se adaptan a la comida principal, como las costillas de cerdo ahumadas, los huevos con jamón ibérico o las patatas fritas con salsa teriyaki, mayonesa de kimchee y shiitakes encurtidos, el Choripan de chorizo criollo con confitura de naranja y pico de gallo, o el Brisket de vaca ahumado con patatas y mini verduritas.

Conforme se acerca la noche, los espirituosos van tomando protagonismo en su coctelería de autor. Moderna con bases clásicas, se busca crear ideas novedosas que logren resaltar las características más interesantes de los clásicos. También se sirven mocktails como el que se elabora a base de té helado de menta o el melocotón y ginger beer.
LA TEXTIL RESTAURANTE 1
Para que el ritmo no pare, las noches de los jueves, viernes y sábados, de 21.00 a 1.00, en La Textil los Djs sube a cabina para deleitarnos con una propuesta que nos hará bailar en el asiento canción tras canción. En línea con el resto del establecimiento, se trata de un trabajo de artesanos del vinilo tras los platos, que acompañan los tragos o bocados para envolver al cliente en una autentica experiencia sensorial.

Después de mostrarte la amplitud de posibilidades que ofrece La Textil, solamente queda una cosa por hacer: ¡ir a probarlo!

Comments

Más interesante

contenido





Por Editora Barcelona en LIFE HACK

¿Te gustaría ligar de una forma distinta, que fuera seria y la vez divertida?